como Amigarte con tu malestar


1- Nota el malestar en tu cuerpo y mente
2- Pregunta curiosamente … ¿qué emoción están esperando mi atención?
3- Invítalas a tomar el té. Reserva un tiempo y programa una cita
4- Siéntate con ellas, ayúdalas a sentirse vistas, escuchadas y comprendidas

Más sobre el trabajo de Rukmini

Ser o Estar ?

Las personas muchas veces nos autodefinimos (soy de tal manera) o definimos a los demás por lo que sienten o piensan… incluso les ponemos una etiqueta… …. «ella es de tal manera»…

Sin embargo desde IFS esta expresión sería un tanto inadecuada pues le da al estado interno una «categoría de identidad» y eso lleva a confusión y olvido de su Esencia sana…

Creo que mejor cambiar el verbo «ser» («soy triste») por «estar». Fíjate la diferencia no es lo mismo decir o pensar «soy triste» que «estoy triste»… o decir «ella es triste» a ella «está triste»…

Tal vez sea mejor incluso usar «tener» («tengo tristeza») pues un día uno puede tener tristeza y otro no… También puedes usar «hay una parte de mi que está triste»…o «hay una parte triste en ella»…

Cuidar nuestra forma de expresarnos nos ayuda a Ser más nosotros mismos !!

Fundamentos del Trauma

Bessel van del Kolk autor del libro «El Cuerpo lleva la Cuenta» explica los fundamentos del Trauma

Integrar la Sombra

Integrar o recuperar la sombra no consiste en desechar las partes que no nos gustan de nosotros mismos, sino en descubrir el lado positivo de esos aspectos e integrarlos en nuestras vidas.

Asentar los cambios…

Puede pasar que hayas obtenido un logro interno, una comprensión de algo en tu trabajo de desarrollo personal. Incluso que hayas sentido un gran alivio. Y puede pasar que uno se sienta tentado a soltar los procesos, tomarse un descanso y dejar que las cosas se vayan acomodando solas. En definitiva nos sentimos mejor y tenemos tantos asuntos que atender…

Pero por otro lado los investigadores de las neurociencias ratifican la importancia  de reforzar la experiencia de las neuronas para que los cambios y las transformaciones se asienten definitivamente en nuestro sistema. No son los rigurosos 21 días pero ciertamente es necesario afirmar los cambios y mantenerse activo en el trabajo personal, ya sea para reforzar los logros, llegar al fondo de los mismos o evitar retrocesos.

Un descuido, una distracción, puede dejar en el olvido lo trabajado en terapia cuando justamente parece importante reforzar la experiencia vivida durante el proceso terapéutico.  Aprovechar instantes de silencio, momentos sencillos de la vida cotidiana pueden convertirse en valiosos instantes de reflexión íntima, de encuentro con nosotros mismos.

Informarse versus transformarse …

A través de Internet consumimos mucha información que puede ser muy útil porque nos ayuda a comprendernos a nosotros mismos o a mejorar una situación personal. En el camino del desarrollo personal podemos aprender de todo, desde psicogenalogía hasta neurociencias, pasando por epigenética o rituales simbólicos de psico-magia pero….

Si bien la información nos puede orientar y nos permite comprender que nos pasa y como mejorar … la información sola no es suficiente para generar esa transformación interna que buscamos. Ese cambio que termina reflejándose en nuestra vida y en bienestar.

Es el trabajo interno, la acción interna, esto que llamamos «proceso personal» lo que nos lleva de la mano al cambio en nosotros. Tiene que ver con el manejo de la atención, la reflexión, el sentir, tomar conciencia. En nuestra metodología también tiene que ver con aquellas respuestas de amor hacia uno mismo como la aceptación y la mirada compasiva.

Esta reflexión tan profunda puede generar el cambio interno que puedes estar buscando, es lo que llamamos «proceso personal». Porque en este nivel pasamos de «informarnos» a «transformarnos». Es profundo, reflexivo y también sentido en el cuerpo.

Muchas veces se logra cuando es facilitado por la presencia de alguien entendido como un terapeuta pero también puede ser un familiar o un amigo.

Cuando abruma el dolor

Cuando te abruma el dolor o el malestar hay una parte de ti que sufre y se expresa. Puedes pedirle que no te abrume que te de espacio y te permita acompañarla desde tu corazón para que no esté tan sola. Pruébalo y me cuentas los resultados 🥰🙏❤️